Soledad o el azar

de Julie Vincet


  • Canadá
  • 65 min.
  • Drama
  •  
  • Grupo Singulier Pluriel

    Elenco:
    Julie Vincent y Liliane Boucher

    Escenografía:
    Stephanie Champagne

    Iluminación:
    André Rioux

    Director escénico / responsable técnico:
    Rodolphe St-Arneault

    Música:
    Michel Smith

    Técnico subtítulos y video:
    Philippe Chavalier

    Vestuario:
    Geneviève Lizotte

    Fotografías:
    François-Régis Fournier

    Traducción:
    Blanca Herrera

    Dirección:
    Julie Vincent

  •  
  • Espacio escénico: La profundidad del escenario es muy importante para la retro-proyección. Ancho: Máximo: 9 m, Mínimo: 7,3 m. Profundidad, desde el fondo hasta el proscenio: Máximo: 8 m, Mínimo: 5,5 m. Altura: Máximo: 9 m, Mínimo: 3 m. Si las dimensiones del escenario son inferiores a las indicadas aquí, rogamos contactarnos para estudiar las posibilidades de adecuación. Disposición de escenario: a la alemana con telones de boca. Utilizamos en escena una vela dentro de un vaso de vidrio cuyas paredes exceden la altura de la llama.
  •  
  • Tiempo de montaje: Se requerirá un pre-montaje el día anterior o en la mañana de la función, antes de la llegada del equipo artístico, para respetar el horario, ya que debemos realizar el ajuste de la proyección de video luego de la puesta de luces. 2 servicios de 4 horas incluyendo la función por la noche con pre-montaje de luces.
  •  
  • Tiempo de desmontaje: 1:30 hs.
 

Síntesis Argumental:

Un acordeonista se mata tocando en las calles ruidosas de Buenos Aires, la fotógrafa franco canadiense Annabelle cerca del bistró Bárbaro, lo perdió todo, también su rostro durante un incidente brutal. Diez años más tarde Soledad joven estudiante emigrante en Montreal, no podrá comenzar una nueva vida hasta que la historia de Annabelle le sea revelada en una estación de subte. ¿Quién es esta joven argentina y por qué escapó tan lejos? Hoy con el telón de fondo de la crisis mundial el encuentro entre estas dos mujeres refleja el contraste entre dos continentes y nos pone delante otra América.